9 Formas de Añadir Más Actividad a Tu Rutina Diaria 🏃‍♂️

Dos hombres de negocios trajeados caminando por un parque verde con café para llevar y ordenadores portátiles en un soleado día.

Tanto si eres un profesional de los negocios como un aficionado a los juegos de casino online, es fácil dejarse llevar por la tecnología y el mundo virtual y olvidarse de mover el cuerpo. Pasar mucho tiempo sentado e inactivo puede provocar una serie de problemas de salud, y aunque el ejercicio regular es realmente útil y necesario, no es suficiente para contrarrestar los efectos nocivos de estar sentado en un escritorio durante 8 horas o más cada día.

Para mejorar realmente tu salud, aumentar tu productividad y evitar los dolores y molestias asociados a los períodos prolongados de estar sentado, es imprescindible añadir más actividad a tu rutina diaria. Hacer ejercicio con más frecuencia a intervalos intermitentes a lo largo del día es la forma más fácil de conseguirlo, y no te preocupes: ¡no es necesario hacer burpees y sprints cinco veces al día!

Incluso aquellos días en los que no tienes tiempo y lo último que se te pasa por la cabeza es salir a caminar o ir a una clase de yoga, te sorprenderá la diferencia que puede suponer dedicar de 5 a 10 minutos a mover tu cuerpo con regularidad.

1. Márcate una intención

Independientemente del tipo de actividad que realices, el primer paso y el más esencial es tomar la decisión de estar más activo a lo largo del día. Marcarte una intención diaria de ser más activo te permitirá priorizar mentalmente la actividad, lo que a veces puede ser incluso más difícil que hacer la actividad en sí. Piensa en la última vez que fuiste a correr o que saliste al final de una clase de yoga. Es probable que te dijeras a ti mismo: “Vaya, me siento mucho mejor, me alegro de haberlo hecho”. 

Un buen método es fijar un objetivo diario a la semana y añadir un nuevo objetivo cada semana. En el plazo de un mes podrías caminar 10.000 pasos al día, ir en bicicleta al trabajo, asistir a una clase de entrenamiento 4 veces a la semana y meditar 20 minutos todas las mañanas (dependiendo de los objetivos que te hayas marcado, por supuesto).

2. Utiliza las escaleras

Nos referimos a esto tanto literalmente como en un sentido más amplio, eligiendo la opción más activa siempre que sea posible. Es decir, subir las escaleras en lugar del ascensor, pasear al perro en lugar de contratar a un paseador, aparcar en la plaza más lejana en lugar de en la más cercana a la entrada para dar unos pasos más, etc. Como mencionamos en el punto anterior, el simple hecho de comprometerse a ser más activo te va a exponer a más oportunidades de hacerlo, encontrarás formas creativas de aumentar tu actividad a lo largo del día.

3. Cambia el autobús por la bicicleta

Un hombre de negocios con una bicicleta bajando las escaleras.

Si vives a pocos kilómetros de tu lugar de trabajo, ¿por qué no evitar las prisas y vas cada día en bicicleta al trabajo y viceversa, en lugar de conducir o coger el transporte público? Es una forma estupenda de añadir actividad a tu rutina diaria y crear hábitos saludables que tienen un efecto positivo en tu bienestar y tu estado de ánimo. 

Incluso si trabajas desde casa, desenterrar tu vieja bicicleta o comprar una de segunda mano en buen estado te animará a montar en ella siempre que sea posible, como cuando tengas que ir a la compra o visitar a un amigo del barrio.

4. Añade un paseo a tu pausa del almuerzo

Es fundamental comer de forma sana y equilibrada a lo largo del día para mantener los niveles de energía estables y seguir concentrado y productivo durante toda la jornada. Todos hemos experimentado el temido bajón de la tarde una o dos horas después de la comida, y en lugar de recurrir a las bebidas con cafeína o a los tentempiés azucarados para seguir adelante en ese momento, una caminata a paso ligero es una forma mucho más saludable y eficaz de aumentar tu estado de ánimo y tus niveles de energía.. 

Ya sea dando unas cuantas vueltas a la manzana de la oficina, caminando hasta el bar de zumos más cercano para tomar una deliciosa bebida, o subiendo y bajando las escaleras durante unos minutos, elevar el ritmo cardíaco y oxigenarse más es una de las mejores maneras de renovar la energía y la concentración para que el resto del día sea tan fructífero como la primera mitad. 

5. Apúntate a una clase

Comprometerse con una clase de ejercicio unas cuantas veces a la semana – ya sea CrossFit, spinning o yoga – va a aumentar tus posibilidades de seguir, independientemente de lo ocupado o desmotivado que estés. Apuntarse y pagar una clase por adelantado, o incluso pedirle a un amigo que se una a ti, es una buena forma de rendir cuentas, y es mucho menos probable que abandones tus planes en el último minuto cuando ya has invertido económicamente, o tienes a alguien esperándote. Elegir una clase de ejercicio o una actividad en grupo que te guste es una forma estupenda de quemar calorías, mejorar tu salud, liberar la frustración y mejorar tu estado de ánimo.

6. Invierte en un reloj fitness

Una mujer mira su reloj fitness y la aplicación correspondiente en su teléfono móvil mientras hace ejercicio.

Llevar un reloj fitness es una buena manera de controlar tu actividad diaria. Estos relojes registran tus pasos y el número de calorías que quemas tanto durante el ejercicio como a lo largo del día. También puedes programar recordatorios de actividad que te avisará cuando lleves demasiado tiempo sedentario. 

Tener un objetivo de pasos diarios probablemente te inspirará a ser lo más activo posible para conseguirlo, y ver que alcanzas tus objetivos cada día crea una racha de motivación para seguir adelante. 

7. Haz ejercicios delante de tu escritorio

Si, por alguna razón, caminar no es una opción, puedes obtener los mismos beneficios con unos simples ejercicios desde tu escritorio. Por ejemplo, hacer flexiones inclinadas en el escritorio o en la silla, realizar algunos estiramientos suaves del cuello y la espalda, o incluso una simple técnica de respiración.

8. Hazte con un escritorio de pie

Hablando de escritorios, los escritorios de pie son una excelente manera de evitar los inconvenientes e implicaciones de estar sentado durante largos periodos de tiempo. Se ha demostrado que aumentan la productividad, reducen el dolor de espalda y la rigidez muscular relacionados con estar sentado y, según Healthline.com, los estudios han demostrado que los participantes que utilizaron escritorios de pie durante un período de 7 semanas manifestaron haber sufrido menos estrés y fatiga que otros compañeros que estaban sentados, y el 87% de los participantes manifestaron tener más vigor y energía a lo largo del día.

9. Empieza a practicar un hobby activo

Una mujer sonriente jugando al tenis esperando un saque.

Practicar un pasatiempo activo como el senderismo, el tenis, el baile o la escalada es una forma divertida y agradable de añadir más actividad a la semana. 

Puedes elegir algo que puedas hacer solo y en tu tiempo libre, o unirte a un club o grupo que se reúna todas las semanas; así harás amigos que te inspirarán y te invitarán a vivir tu mejor vida.

Juega a las mejores tragaperras online y mucho más en YoCasino

Una vez que hayas cumplido tus objetivos de actividad diaria, ¡es hora de relajarse! YoCasino te ofrece una gran variedad de posibilidades de entretenimiento que te ayudarán a conseguirlo. Regístrate en YoCasino para disfrutar de juegos como las tragaperras Megaways, blackjack, juegos con crupier en vivo y mucho más.

Botón en rojo de Jugar ahora
Share this Story
Leer más Artículos Relacionados
Leer más en Estilo de vida

Mira también

Guía para Principiantes del Slingo

El Slingo – un cruce entre el bingo ...