Descubre la diversión con cartas

Tres jóvenes adultos juegan a las cartas en una mesa de madera al aire libre.

Tanto si estás haciendo tiempo en la sala de espera del médico como si te encuentras de vacaciones o en una barbacoa de un amigo, las cartas no son simplemente un juego de casino, si no que también son un estupendo modo de interrelacionarte con las personas a tu alrededor.

Si son juegos de cartas lo que andas buscando, ¡juegos de cartas es lo que vas a tener! Echa un ojo a nuestros juegos de cartas más recomendados para toda la familia y a los que más pueden atraerles a los adultos.

Juegos de cartas sociales

La Brisca

Objetivo: acabar el primero en el número de rondas acordado y conseguir la mayor puntuación en cada mano que se juegue.

Jugadores: 2-4

Dinámica del juego: Cada jugador saca una carta y la muestra. Si se juega en parejas, los dos jugadores con las cartas más altas jugarán contra los que hayan sacado las más bajas. El jugador con la carta más alta será quien reparta.

La baraja debe cortarla el jugador a la izquierda de quien reparte. Luego se dan tres cartas a cada jugador y, al acabar de repartir, se coloca la baraja en medio de la mesa y se pone boca arriba su primera carta, al lado del mazo. El palo de esa carta será el «triunfo».

El jugador a la derecha de quien haya repartido empezará el juego jugando su carta que quiera. El resto de los jugadores irá haciendo lo mismo por turnos. Las cartas que se jueguen no tienen por qué ser del mismo palo ni del palo del triunfo. La mano la gana quien haya puesto la carta más alta del palo del triunfo. Si no se ha jugado ningún triunfo, la ganará la carta más alta del palo de la primera carta echada.

El ganador de cada mano es quien empieza siempre la siguiente ronda. El juego acaba cuando ya no queden cartas en la baraja y después de haber jugado las que tengan los jugadores en sus manos. Cualquier jugador que haya ganado una mano puede, antes de robar una carta de la baraja, coger una carta del palo del triunfo y sustituirla por el siete del mismo palo. Por otro lado, el siete o una carta de menor valor del palo del triunfo puede sustituirse por el dos del palo del triunfo. Pero ten en cuenta que no está permitido hacer esos cambios después haberse jugado la penúltima mano.

Al final de la partida, cada jugador o cada pareja contará el valor de sus cartas de las distintas manos. Ganará quien tenga más puntos.

Estas son las cartas más valiosas, ordenadas de mayor a menor: as, tres, rey, caballo, sota, siete, seis, cinco, cuatro y dos. Y su valor concreto, para todos los palos, es:

As 11 puntos

Tres 10 puntos

Rey 4 puntos

Caballo 3 puntos

Sota 2 puntos

Las restantes cartas no cuentan para los puntos aunque puedan usarse en las distintas manos.

El mentiroso

Objetivo: librarse uno de todas sus cartas.

Jugadores: 2-6

Dinámica del juego: El mentiroso se juega con la habitual baraja española de 40 cartas. Es un juego basado en engañar al contrario. Hay uno parecido en el mundo anglosajón llamado Cheat (engaño).

Primero se reparten todas las cartas del mazo entre los jugadores, del modo más por igual posible. Empieza la partida el jugador a la izquierda del que reparta u otro que se decida. Debe poner una, dos o tres de sus cartas boca abajo, en la mesa. Y debe decir lo que se supone que ha puesto; por ejemplo: «Dos ases». El jugador que le siga puede creerle y limitarse entonces a poner él sus propias una, dos o tres cartas sobre la mesa o decir que el otro jugador ha mentido. Eso mismo se repite con cada jugador, en el sentido de las agujas del reloj. Si se descubre que un jugador ha mentido sobre sus cartas, debe coger todas las que se hayan jugado hasta ese momento. En cambio, si ha dicho la verdad, quien tendrá que cogerlas será el jugador que lo haya acusado de mentir.

El ganador será el primer jugador que consiga librarse de todas sus cartas.

Snap

Objetivo: conseguir todas las cartas.

Jugadores: 2-12

Dinámica del juego: Primero hay que repartir toda la baraja entre todos los jugadores, lo más homogéneamente posible. Luego, cada jugador debe poner las suyas boca abajo delante de sí mismo. La mano se juega en el sentido de las agujas del reloj, empezando por el jugador a la izquierda del que reparta. En su turno, cada jugador debe poner boca arriba la primera carta de su mazo y dejarla en la mesa. Si la carta que saque cualquier jugador coincide con alguna de las que ya estén a la vista de otro jugador, el primero que diga «snap» se llevará los dos mazos. Si un jugador dice «snap» erróneamente, deberá darle la carta de arriba de su mazo al jugador que acabe de jugar.

Ganará quien consiga todas las cartas.

Crazy eights

Jugadores: 2-8

Objetivo: ser el primer jugador en librarse de todas sus cartas.

Dinámica del juego: Reparte cinco cartas a cada jugador, sin que se vean. Deja el resto de la baraja en el centro de la mesa, con todas sus cartas boca abajo menos la primera. Si esa primera carta es un ocho, métela en medio del mazo y saca otra. Los jugadores irán jugando por turnos cartas que sean del mismo palo o del mismo valor que la carta que esté boca arriba en cada caso. Si no pueden jugar ninguna, tendrán que robar una del mazo. Cuando ya no queden cartas que robar, simplemente se barajarán las que se hayan ido jugando para formar con ellas un nuevo mazo del que ir robando.

Los ochos sirven de comodines en este juego y es posible usarlos en cualquier momento. Con ellos, los jugadores pueden cambiar el palo por el que más les convenga. Pero no está permitido que acaben la partida con un ocho.

Ganará la partida el primero que consiga librarse de todas sus cartas.

Slap Jack

Jugadores: 4-10

Objetivo: conseguir todas las cartas.

Dinámica del juego: Todos los jugadores deben sentarse en círculo alrededor de una mesa o en el suelo. Luego se reparten todas las cartas. De forma similar al juego de cartas snap, los jugadores deben poner sus propias cartas boca abajo, delante de ellos. Cada jugador sacará por turnos una de sus cartas y la pondrá boca arriba en el centro del círculo. Eso se repetirá hasta que aparezca una J o una sota, según la baraja. Cuando eso ocurra, los jugadores deberán intentar «abofetear» a la sota antes que los demás, para quedarse con ella y todas las otras cartas que haya debajo. Si la «abofetean» erróneamente, tendrán que entregar la primera carta de su mazo al jugador que haya sacado la sota. Si a un jugador se le acaban las cartas, quedará eliminado. Y ganará la partida quien consiga todas las cartas.

Juegos de cartas online

Una partida de póquer que aparece en la pantalla de un portátil con fichas de casino en el teclado.

¡Está claro que no hace falta tener que juntarte con nadie para jugar a tu juego de cartas favorito! ¡Los casinos online son el lugar perfecto para los entusiastas de los juegos de cartas que quieran pasar un rato divertido! Jugar a las cartas online es seguro, divertido, relajante y un gran modo de aprender a hacerlo, tanto si quieres jugar tú solo contra el ordenador como si prefieres hacerlo contra otros jugadores o incluso frente a crupieres en vivo en un escenario que emule un casino.

Los casinos online ofrecen los juegos de cartas más populares, como póquer y blackjack de todo tipo; también juegos de ruleta y mucho más. ¿La guinda del pastel? Si te cansas de jugar a las cartas, siempre puedes pasarte a un juego de mesa como la ruleta o a las infinitas opciones que ofrecen las tragaperras online.

¿Cuáles son tus juegos de cartas preferidos?

Los anteriores son solo algunos de los juegos favoritos de nuestro equipo, en YoCasino, ¡pero estamos seguros de que hay cientos de otros más! ¿Cuáles son los juegos de cartas a los que más te gusta jugar con tus amigos o tu familia? Sean cuales sean los juegos que elijas, esperamos que te entretengas una infinidad de horas con ellos.

Share this Story
Leer más Artículos Relacionados
Leer más en Novedades

Mira también

Etiqueta al jugar a juegos de casino en vivo online

Jugar en casinos online ofrece muchas ventajas a ...