La apasionante historia de los casinos de Las Vegas

Paisaje urbano de Las Vegas desde la vista superior en Nevada, EE. UU. Al atardecer.

Las Vegas: la ciudad del brillo, el glamour y el juego. Atrae a visitantes que buscan sus riquezas, los lujosos hoteles, su entretenimiento sin igual y, por supuesto, sus permisivas leyes matrimoniales. Esta fascinante ciudad pasó de ser una simple parada de descanso en el camino a una floreciente metrópolis. Pero, ¿cómo se convirtió en el país de las maravillas de los casinos que es hoy en día? La historia de la «ciudad del pecado» es más compleja de lo que puedas pensar…

El descubrimiento de Las Vegas Springs

Situada en el condado de Clark, Nevada, la ciudad de Las Vegas existe desde hace más de cien años. Mucho antes de convertirse en el paraíso de los casinos que es actualmente, la zona era el hogar de nativos americanos del sur de Nevada. Hay evidencias que sugieren que la tribu Paiute la habitaba desde el año 700 d. C. Y pinturas rupestres encontradas nos remiten a civilizaciones que vivieron en la región durante 10.000 años.

Las Vegas se construyó en una cuenca del desierto de Mojave. Antes de volverse árida, esa tierra era una exuberante y rica zona húmeda llena de vegetación y de agua. Con el tiempo, el marjal fue desapareciendo y dando paso al desierto. Pero el agua no desapareció del todo; los acuíferos subterráneos surgían eventualmente en la superficie y revivían la vegetación que aún quedaba. Eso dio lugar a un verde y vívido oasis casi mágico.

Se cree que occidente no puso su pie allí hasta el siglo XIX. Ocurrió cuando un explorador español de nombre Antonio Armijo dirigió una expedición por una ruta entre Nuevo México y California (lo que luego se conocería como «el viejo camino español»). La caravana de Armijo se desvió del camino normal y uno de los miembros de la expedición, Rafael Rivera, partió con un grupo de exploradores en busca de agua. Rivera acabó separándose del resto y aventurándose por sí solo en el desierto, donde, por pura casualidad, se topó con el verdor de un oasis. Fue así como a aquella zona se le dio el nombre de Las Vegas, por sus esplendorosos prados verdes. Eso ocurrió en 1829.

Los comienzos de la ciudad del juego

Tras el descubrimiento de Las Vegas Springs, el área sirvió como una parada de descanso principalmente para mormones o mexicanos que viajaban hasta California siguiendo «el viejo camino español». Cuando la zona pasó a pertenecer a Estados Unidos en vez de a México, un grupo de mormones de Salt Lake City construyó allí una pequeña ciudad para servir de protección a una ruta de correo, pero la abandonaron en 1858.

Sólo muchos años después, en 1890, los promotores del ferrocarril vieron el potencial de Las Vegas como una estación de parada perfecta para una red ferroviaria ya existente que luego podría conectarse con otras grandes ciudades de la costa del Pacífico. La línea de San Pedro se completó en 1905 y, a partir de entonces, Las Vegas no solo quedó conectada con la costa, sino también con las principales líneas férreas del resto del país. Ese ferrocarril modeló la historia de Las Vegas y, en última instancia, hizo posible la megaciudad casino que es hoy.

La zona se transformó totalmente tras completarse el ferrocarril; la construcción de casas, tiendas y bares se disparó y, el 15 de mayo de 1905, la ciudad de Las Vegas fue fundada oficialmente. Por esa época, el dueño de la línea férrea, William A. Clark, subastó 1.200 lotes de terreno en un solo día. Hoy se conoce a esa zona como Glitter Gulch (el barranco del brillo); nombre dado al centro de Las Vegas, conocido por sus deslumbrantes luces de neón y sus casinos.

Las Vegas empieza a establecerse como un centro de entretenimiento

Cartel luminoso de Las Vegas.

A comienzos del siglo XX, Las Vegas era habitada principalmente por trabajadores del ferrocarril, granjeros o viajeros de paso. Sus «maneras del Viejo Oeste» trajeron el juego y otras formas de entretenimiento; había un claro desprecio e indiferencia generalizados por la ley. Aunque el juego se prohibió en Nevada en 1910, siguieron multiplicándose los casinos ilegales y los bares. Toda esa frenética actividad no tardó en llamar la atención del crimen organizado, que quiso aprovecharse de la situación.

Para cuando empezó a construirse la presa Hoover, en 1931, el juego era de nuevo legal en Nevada. Miles de trabajadores de la construcción acudieron a Las Vegas y tanto la mafia como muchos negocios buscaron ansiosamente modos de ganar dinero con ello. En poco tiempo se llenó de nuevos casinos y otros lugares de entretenimiento la entonces única calle pavimentada de la ciudad: Fremont Street (hoy conocida como Glitter Gulch, según ya hemos comentado). A pesar del impacto que la Segunda Guerra Mundial tuvo en el negocio, en 1941, en la autopista 91, se abrió el primer hotel de Las Vegas: El Rancho Vegas. Eso marcó el inicio de lo que acabaría conociéndose como el Strip de Las Vegas.

El boom del Strip de Las Vegas

El Rancho Vegas se convirtió en un hotel muy popular y llamó la atención de la mafia, que quería también su parte del pastel. Bugsy Siegel y Meyer Lansky construyeron el icónico hotel Flamingo y definieron con él el estándar de los hoteles de Las Vegas, con su diseño hollywoodiense lleno de glamour.

A lo largo de los años siguientes surgieron el Rivera, el Sands y el Sahara, entre otros hoteles construidos principalmente por mafiosos que financiaron esos proyectos de forma ilegal. Eventualmente, llegaron inversores con mejor reputación y Las Vegas comenzó a prosperar. El Strip floreció y hubo un boom de los casinos. La ciudad se llenó de turistas y ansiosos jugadores que acudían por el juego y por la gran cantidad de celebridades, como Elvis Presley, que empezaron a actuar en palcos por toda Las Vegas.

La evolución de Las Vegas hasta la ciudad de los casinos que conocemos hoy

Aunque fueron los capos de la mafia quienes construyeron inicialmente la mayor parte de Las Vegas, es al multimillonario hombre de negocios Howard Hughes a quien se debió en buena medida la transformación de esa versión de Las Vegas en lo que es hoy. En 1966, Hughes se alojó en el Desert Inn y decidió comprarlo. Eso inició una especie de efecto dominó que llevó al magnate a adquirir un gran número de hoteles. Así, hacia los años ochenta, los casinos y hoteles propiedad de la mafia ya eran algo del pasado.

Otro gran giro en el panorama de los casinos de Las Vegas se debe al empresario Steve Wynn, que empezó a diseñar y construir megahoteles. Su hotel Mirage fue el primer resort de lujo con casino de la ciudad. Eso llevó a una enorme transformación del Strip y al desarrollo de grandes promociones urbanísticas inspiradas en las mayores ciudades del mundo (réplicas como las de la torre Eiffel o la pirámide de Guiza lo dicen todo). Con la introducción de esos increíbles resort con casino, Las Vegas incluso pasó a ser también un destino turístico para familias.

En poco tiempo, en la ciudad surgieron algunos de los resorts más grandes del mundo. Hoy en día, el encanto de Las Vegas sigue estando en sus casinos y otros entretenimientos. Además es un paraíso de las compras y un fenomenal destino de golf y ofrece una gran variedad de buenos restaurantes y comida que elegir. En otras palabras: esta resplandeciente ciudad en medio del desierto es un destino hedonista como ningún otro.

La introducción del juego online

Conforme ha ido avanzando la tecnología, el juego se ha ido volviendo más fácil y accesible que nunca. Ahora es posible regodearse en apuestas deportivas, juegos de casino en vivo o partidas de blackjack desde la comodidad de un sofá o hasta estando tumbado en una cama. Aunque siga siendo el Santo Grial de los casinos físicos, Las Vegas ha empezado a ofrecer también casinos online propios y a trabajar en busca de nuevas e innovadoras formas de juego. ¿Los legendarios casinos de Las Vegas seguirán siendo relevantes? Quizá, aunque sólo sea porque hay quienes creen que ciertas cosas de los casinos físicos son irreemplazables, como por ejemplo su aspecto social.

En todo caso, hay cada vez más negocios de Las Vegas que buscan incorporar tecnología para mantener su relevancia. Algunos ofrecen juegos de realidad virtual o centros y salas de entretenimiento virtuales con todo el equipamiento necesario o juegos de realidad aumentada. Es posible que, conforme evolucionen las tecnologías de realidad virtual y aumentada, haya cada vez más personas que abandonen los casinos tradicionales en favor de los juegos de casino online. Solo el tiempo lo dirá.

Pero, ¿para qué ir hasta Las Vegas para jugar online? Si deseas disfrutar del estilo de vida de Las Vegas desde el confort de tu casa, entra en YoCasino y prueba tu suerte en los casinos en directo. En YoCasino encontrarás todo lo que busques; desde ruleta en vivo y tragaperras hasta una gran cantidad de otros juegos de casino en directo y mucho más.

Botón en rojo de Jugar ahora

Share this Story
Leer más Artículos Relacionados
Leer más en Novedades

Mira también

Guía para juegos de mesa y cartas en primera persona

Los juegos de casino online han avanzado mucho. ...